El perfil psicológico del asesino en serie

Introducción

 

Capitulo Primero: El perfil psicológico

 

1.1 El nido del mal
1.2 La familia del asesino en serie. Una familia “multiproblematica”
1.3 Señales premonitoras del comportamiento homicida
1.4 La alienación
1.5 El trabajo de los asesinos en serie
1.6 La influencia de la pornografía
1.7 La “monstruosidad” de los asesinos en serie

 

Capitulo Segundo: El “Monstruo de Foligno”

2.1 Un asesino en serie “abortivo”
2.2 Los hechos
2.3 Quien es Luigi Chiatti?
2.4 El interrogatorio
2.5 Dentro la mente del “monstruo”

 

Conclusiones

 

Bibliografia

 

Sitografia

Introducción

“No hay nada mas fácil que condenar un maligno, y nada mas difícil que entenderlo”
Dostoevskij

Este proyecto es un intento de mostrar una panorámica del perfil psicológico de los asesinos en serie, sabiendo que la literatura de este tema es muy prolífica y llena bibliotecas y librerías. Por esta razón también un objetivo era hacer un pequeño reasumen de las diferentes teorías que hasta ahora han ayudado los criminólogos y expertos en el sector a orientarse en sus trabajos. Quiero con este escrito buscar matices y detalles que solían estar en segundo plano y aportar mis consideraciones maduradas durante los estudios de criminalística.

 

Cada vez que aparece una notica de un asesinato por un serial killer, nos preguntamos si asesino se nace o se deviene?

 

Este individuo no es una persona que se levanta un día y decide matar. Su comportamiento es el fruto de una historia traumática. No existe una única causa, es todo un conjunto de factores sociales, psicológicos, comportamentales y biológicos. Pero la historia inicia siempre con el mismo epilogo: una familia caótica y una infancia difícil. Y así empieza también esta proyecto. Esta obra consta de dos partes. En el primer capitulo se hablará de la situación familiar de los sesinos en serie, una familia que llamo “multiproblematica” por diferentes razones. Estos hogares rotos, poéticamente llamados “nidos del mal”, están al principio de la historia de cada asesino en
serie y buscaremos el porque.

 

Intentaremos clasificar todos las señales premonitoras que desde la infancia pueden orientar sobre problemas psíquicos a los que por esta razón hay que darle mas importancia. Estas señales de advertencias tienen como hilo común un sentimiento: la alienación, una emoción que para mi puede reasumir todos los síntomas de malestar de estos sujetos y esta como mínimo común denominador en sus vidas.

 

En el segundo capitulo analizaré un asesino en serie italiano, no por su fama o por su numero de victimas, sino porque es un buen ejemplo de toda las teorías y explicaciones que hemos descripto en el capitulo anterior. Espero que el lector obtenga una visión completa al leer este escrito, un recorrido por el lado oscuro de la mente humana.

A mi Familia, mi primera maestra

1

EL PERFIL PSICOLOGICO

“Muchas cosas cambian en la vida, pero uno comienza y acaba en la familia”
Anthony Brandt

1.1

El nido del mal

Los diferentes autores que han dedicado sus estudios al homicidio en serie, han hecho referencia a la presencia de experiencias traumáticas que el sujeto tuvo que aguantar en el ámbito familiar y extra familiar, durante la infancia y la adolescencia.

 

Examinando las estadística se nota como muchos asesinos seriales hacen parte de una de estas categorías:

 

  1. Hijo ilegitimo,
  2. Hijo con uno de los padres abusivo (muchas veces el padre) y uno subimos (suele ser la madre pero puede pasar el contrario),
  3. Huérfano,
  4. Infancia caracterizada por violencias físicas, psicológicas, sexuales.

 

La infancia es un momento fundamental para la salud física y mental del futuro adulto y es muy importante por la formación de un buen apego entre el niño y quien cuida de el. John Bowlby (1972) con su teoría del apego no habla directamente de los asesino en serie, pero podemos afirmar que muchos de estos sujetos le ha faltado este apego debito a un abandono psicológico o físico. Un correcto apego familiar da al niño la seguridad y una visión justa del mundo, al contrario trae inadaptación social y desconfianza.

 

Hay padres que como explica la psicoanalista austriaca Alice Miller (1984), usan la “pedagogía negra” ósea métodos correctivos como maltratos, torturas o aislamiento que muchas veces obligan al niño a buscar una válvula de escape por toda esta frustración y rabia reprimida.

Frecuentemente el futuro asesino es un niño que ha madurado fantasías perversas porque ha sido maltratado o abusado sexualmente; frustración, stress, incapacidad crónica de hacer frente y superar los conflictos genera en el niño (y luego en el adolescente) un progresivo aislamiento de la sociedad, percibida como hostil y de consecuencia también su normas éticas debito a una mala socialización primaria y secundaria.

 

Gianfranco Pallanca (1984), noto sexólogo, afirma que el proceso atreves el cual se deviene asesino en serie es de tres faces. La primera es la autoprotección; el niño rechaza de vivir su angustia y esconde sus sentimiento con el aislamiento. La segunda es la remoción; estas angustias vienen
trasferidas inconcinamente, donde parecen olvidadas pero muy activas. La tercera es la proyección, transfiere a una persona estas angustias y eso le genera un momento de alivio da sus preocupaciones, se desahoga y cuando tiene algunas crisis vuelve a desahogarse matando liberándose como una catarsis griega en el teatro de Sócrates.